Alberto Acosta: Corr ea debería convocar a un consulta

Nota: aquí va la versión completa de la entrevista publicada por Diario El Universo, el 18.8.13: http://www.eluniverso.com/noticias/2013/08/18/nota/1303241/alberto-acosta-espinosa-deberia-convocar-consulta

1. ¿Cómo interpreta la decisión del Presidente de abandonar la iniciativa e iniciar la explotación en el Yasuní?

Una decisión lamentable. Ecuador y el mundo pierden una oportunidad de cristalizar una Iniciativa revolucionaria. Y es lamentable que a la postre ésta haya fracasado por puro cálculo económico, concretamente medido por el lado de las contribuciones, cuando hay otras valoraciones, incluso económicas, más potentes. Este no era sólo un proyecto económico. Era un paso gigante en la senda del posextractivismo, pero sobre todo era un proyecto ético, políticamente ético, donde se involucran derechos de grupos permanentemente vulnerados y los Derechos de la Naturaleza, hoy minimizados por el presidente de la República.
¡Se impuso la lógica del mercader que cuenta los petrodólares y no lo que podría haber sido una lúcida visión de un estadista!

2. ¿A qué atribuye usted que la iniciativa no haya tenido los resultados?, la comunidad internacional es la responsable, el mundo es una hipocresía ha dicho el Presidente.

Hay responsabilidad internacional, sin duda alguna. El Parlamento alemán la apoyó desde junio del 2008, el gobierno de la Merkel no, pues allí se impuso la posición del ministro Niebel que representa la visión de grandes grupos económicos; a la postre esa posición debilitó la tesis ecuatoriana en otros países. Sin embargo, el grueso de la responsabilidad recae en el gobierno ecuatoriano y su presidente. El gobierno no logró transformar esta Iniciativa tan potente en una propuesta creíble. Fracasó el gobierno ecuatoriano.

3. ¿Esperaba esta decisión o tenía esperanza de que nunca se ejecute el llamado Plan B?

Mi sueño era y es todavía ver el Yasuní libre de actividades extractivistas. Que además es el deseo de muchos no solo el mío. Hoy, cuando la Iniciativa ha vuelto a sus orígenes, a la sociedad, tenemos que presionar para cristalizarla, incluso en contra del gobierno.

4. ¿De quién fue la idea de la iniciativa?

Esta idea, presentada y defendida a nivel gubernamental en enero de 2007 por el entonces ministro de Energía y Minas no tiene gerente-propietario alguno. Con seguridad, la idea primigenia de suspender la actividad petrolera en la Amazonía surgió en la cabeza de quienes sufrían los embates de las petroleras. Alguna vez, alguna persona, hastiada de los atropellos de la Texaco, habrá expresado llena de indignación ¡basta a la explotación de petróleo en la Amazonía!
Lo interesante es reconocer que esta iniciativa fue construyéndose poco a poco en la sociedad civil, mucho antes del actual gobierno. Así en el año 2000 ya propusimos la moratoria petrolera en el centro y sur de la Amazonía, que luego sería asumida en el Plan de Gobierno de PAIS en el 2006. En el 2005 Oilwatch la aterrizó más en “Un llamado eco-lógico para la conservación, el clima y los derechos”. Y ya como ministro designado a fines del 2006 la impulsé a nivel gubernamental.

5. Fue el Presidente quien la planteó al mundo, ¿cómo evalúa los pasos que dio durante estos años en este tema?

El presidente, que la posicionó fundamentalmente a nivel internacional, con sus marchas y contramarchas generó un ambiente poco propicio a la confianza y credibilidad. En especial el último equipo negociador no tuvo ideas claras: sólo buscaba recolectar dinero como en un teletón. Y esto se derivó la ausencia de un concepto definido de lo que significa la Iniciativa, lo que le impidió tener una estrategia adecuada. Habría sido bueno hacer una evaluación no sólo del dinero recibido, sino de la gestión desplegada.

Y definitivamente no es cierto que “la iniciativa se adelantó a los tiempos, y no fue comprendida”, como dijo el presidente el jueves. Lo cierto es que él no la comprendió y no estuvo a la altura del reto propuesto por el Ecuador al mundo.

6. ¿Cree que había realmente interés en el Gobierno de preservar la zona? (Esto tomando en cuenta que mientras se recaudaba el dinero y se difundía el proyecto, el proyecto de la Refinería del Pacífico consideraba la producción del ITT)
.
Es falso que el crudo del ITT sea indispensable para justificar la construcción de la Refinería del Pacífico. En mayo de 2006, en mi columna editorial de Diario Hoy, alentaba la posibilidad de construir esa refinería para que procese sobre todo crudo venezolano, considerando que “esto facilitaría una transición no traumática hacia una economía no petrolera que se avizora como inexorable, proceso que debería incluir la moratoria petrolera en el centro y sur de la Amazonía ecuatoriana”. Además, no hay tanto petróleo en el Yasuní como para justificar la construcción de una refinería como la propuesta.
Pero no nos olvidemos que, durante todo el período de vigencia de la Iniciativa, se filtró información que habla de un adelanto de los trabajos de exploración en el bloque 31, cuyo petróleo sólo es rentable si se extrae el crudo del ITT; entonces no es difícil dudar del real compromiso gubernamental con la Opción A.

7. Roque Sevilla ha dicho que tenían dificultad de presentar la iniciativa porque se les preguntaba por el Plan B que también impulsaba el gobierno, ¿esto era así desde el principio?

La Iniciativa Yasuní-ITT se convierte en una posibilidad en el año 2007 enfrentando las pretensiones de extraer el crudo de dicho campo, que cobraron renovada fuerza desde el año 2004. Así, dejar el crudo en el subsuelo, buscando una contribución internacional, se transforma en la Opción A y extraerlo en la Opción B. Esta decisión se adopta en el Directorio de Petroecuador el 30 de marzo de dicho año, con presencia del presidente de la República. Recuérdese la pugna de aquellos días. La decisión de extraer petróleo la defendía el presidente de Petroecuador de la época y la de dejarlo en el subsuelo la patrocinaba yo como ministro de Energía y Minas. Desde entonces estuvo latente, con diversos grados de intensidad, la pugna entre estas dos opciones que reflejan con claridad dos posiciones de cómo abordar el tema petrolero y el desarrollo mismo.
Lo grave fue que el presidente de la República no se cansó nunca de insistir, tal como sucedió, por ejemplo, en Cancún en el año 2010, en una de las grandes cumbres internacionales, que si no se conseguía el apoyo internacional se explotaba el petróleo del ITT. Eso sonaba a una suerte de chantaje. No daba señales de seguridad a los potenciales contribuyentes. Y a esto podemos añadir las agresiones, desplantes e insultos del presidente en contra de quien osaba hacer una crítica o alguna sugerencia de cambio en relación a la Iniciativa; basta recordar lo que les dijo a los posibles contribuyentes del fideicomiso: “métanse los centavitos… por las orejas”, a inicios del 2010, cuando desarmó la comisión negociadora presidida por Roque Sevilla, lo que incluso provocó la dimisión de su canciller.

8. ¿Cree que la única vía para obtener fondos para los programas sociales a los que se refirió el Presidente durante la cadena del jueves es la explotación en el Yasuní?

Definitivamente no. Esa es una falsedad. La renta petrolera, ya lo hemos visto en muchas partes, no sólo en Ecuador, puede generar bienestar en la sociedad en el corto plazo, pero con frecuencia ocasiona fenómenos económicos complejos como la “enfermedad holandesa”, a más de múltiples conflictos socioambientales. Hay otras opciones más eficientes para financiar una economía. Por ejemplo, alentar una reforma tributaria para que los que más ganan y tienen sean los que más contribuyen; esto implicaría revisar los contratos con las empresas de comunicación (sobre todo las telefónicas) que obtienen beneficios superiores al 38% en relación con su patrimonio neto. Otra opción sería eliminar con inteligencia y creatividad el grueso de los subsidios a los combustibles sin aumentar un solo pobre y por cierto.

9. Las organizaciones sociales piden que la explotación del ITT sea decidida por el país en un plebiscito. El gobierno plantea la vía legislativa usando la mayoría absoluta que tiene el movimiento PAIS en la Asamblea. ¿Cuál sería la vía más adecuada?

Si AP es coherente y no tiene temor de enfrentar la decisión ciudadana, debería convocar a una consulta popular. Si se le consultó al pueblo sobre las corridas de toros, por qué no consultarle para que decida entre el petróleo y la vida, que eso es lo que realmente está en juego.

10. ¿Recaudar los 3.600 millones a cambio de no explotar era una meta a largo plazo a conseguir en los próximos quince años o al inicio de la propuesta se establecieron plazos menos cortos?

Los plazos fueron cambiando. Lo que fue un grave error es no haber dado un plazo suficiente para cristalizar la Iniciativa, sin los sobresaltos provocados por el propio presidente. Por ejemplo durante toda la gestión del actual gobierno se debió impulsar este plan revolucionario. Esa inestabilidad en los plazos sumada a la falta de coherencia y consistencia en el presidente se transformaron en una suerte de espada de Damocles, que a la postre cayó sobre lo que el mismo presidente consideró era “el proyecto estrella de la revolución ciudadana”: la Iniciativa Yasuní-ITT. Es lamentable finalmente que la Iniciativa Yasuní ITT haya servido solamente para relumbrones mediáticos internacionales, que ahora se le vinieron abajo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros temas de interés. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s