“Yasunidos”, los jóvenes que desafían a Correa en la polémica por Yasuní

Marcha por el Parque Yasuní

La marcha contra la extracción de petróleo del Parque Yasuní, en el este de Ecuador,
recorrió las calles de Quito.

Denis Bonifaz, de 20 años, llegó el sábado a Quito, la capital de Ecuador, desde la provincia amazónica de Morona Santiago para exhibir el fin de semana, junto a otros activistas, una pancarta de cuatro metros de largo con el mensaje: “Somos Yasuní, consulta ya”.

La pancarta encabezó una colorida marcha que recorrió calles de la capital ecuatoriana y se dirigió hasta la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

 

Allí el colectivo “Yasunidos” presentó 756.291 firmas para pedir una convocatoria a consulta popular sobre la extracción de crudo en los campos Ishpingo, Tiputini y Tambococha (ITT), en el Parque Yasuní, uno de los sitios de mayor biodiversidad del planeta.

En agosto del año pasado, el presidente Rafael Correa había anunciado su decisión de dar por terminada la iniciativa ambiental Yasuní-ITT, que buscaba dejar petróleo bajo tierra a cambio de una contribución económica de la comunidad internacional.

Pero Denis Bonifaz, quien participó en la recolección de firmas en su provincia, está convencido de que “el pueblo es el que debe decidir si se explota o no petróleo en el Yasuní”.

El pueblo es el que debe decidir si se explota o no petróleo en el Yasuní

Denis Bonifaz, 20 años

Así se lo dijo a BBC Mundo en medio de la marcha, donde junto con otros miembros de “Yasunidos” cantaba consignas como: “Agua quiero, vida quiero, selva quiero, pozos no, no, no”.

La movilización, a la que acudieron varios cientos de personas, en especial jóvenes, contó con la presencia de miembros de la comunidad amazónica huaorani de Ñoneno, quienes se pronunciaron por la preservación del Yasuní.

El ambiente fue festivo: sonidos de tambores, tres individuos disfrazados de un guacamayo, un mono, y un jaguar, proclamas y bailes…

Al llegar la marcha al CNE fueron tres jóvenes de Yasunidos quienes presidieron la entrega de las firmas.

La primera en hablar fue Antonella Calle, de 20 años, quien señaló la felicidad de su organización al haber logrado recoger más firmas que el 5% del padrón electoral requerido por ley (unas 583.000 firmas) para peticiones ciudadanas de consulta popular.

“Si hubiéramos tenido más plazo, habríamos recogido más firmas”, comentó Calle.

¿Qué es “Yasunidos”?

Patricio Chávez

Patricio Chávez, de 36 años, es uno de los miembros de “Yasunidos”, un colectivo formado por ambientalistas, artistas y ciclistas urbanos.

“Es un colectivo de colectivos”. Así lo explica Patricio Chávez, de 36 años, en entrevista con BBC Mundo y añade que el grupo surgió de una unión de diversas organizaciones de ambientalistas, artistas, ciclistas urbanos, entre otros, así como de jóvenes que desde lo individual se han ido sumando.

A decir de Chávez, uno de los diversos voceros de “Yasunidos”, el colectivo nació “como una respuesta de alguna forma desesperada” al anuncio del presidente Correa de poner fin al proyecto Yasuní-ITT, un plan ambiental al que muchos jóvenes ecuatorianos habían apostado durante los seis años que duró la iniciativa.

Al no tener afinidad con partido político alguno no queremos banderas partidistas dentro de nuestro espacio y no somos una plataforma política para nadie

El propio mandatario había enfocado buena parte de su anuncio de agosto de 2013 a los “jóvenes de la patria”, a quienes les pidió confiar en que menos del uno por mil del Parque Yasuní sería afectado por las actividades extractivas.

Patricio Chávez explica que muchos jóvenes crecieron con la idea de que Ecuador era un país que estaba planteando una iniciativa ambiental que permitiría salvar uno de los sitios más biodiversos del planeta, así como a pueblos aborígenes aislados. De esa forma se convertiría en un ejemplo para el mundo.

“Cuando cae la iniciativa Yasuní-ITT ya ese país no existe. Llegamos a encontrarnos con la dura realidad y terminas desencantándote, precisamente porque ves que todo lo que se había ofrecido no era tal”, dice Chávez, al señalar que la gran mayoría de miembros de “Yasunidos” son jóvenes.

Desde el oficialismo

Del lado del oficialismo, hay quienes señalan que detrás de Yasunidos existen grupos partidistas de oposición que buscan afectar al gobierno de Rafael Correa.

marcha por el Parque Yasuní.

El colectivo está formado principalmente por jóvenes.

“Entre las voces legítimas de jóvenes que ven como una forma de proyecto de vida el cuidado de la naturaleza, también hay mucha gente que se está involucrando como partidos que quieren conflictuar y confundir a los ciudadanos del sector de la Amazonía”, dice a BBC Mundo la asambleísta oficialista y vicepresidenta de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional, Pamela Falconí.

Desde Yasunidos, tales pronunciamientos son vistos como intentos de desprestigiar a su colectivo.

Patricio Chávez enfatiza en que desde sus inicios Yasunidos se reivindicó como un grupo “con una profunda demanda política” de rechazo al modelo extractivista, pero en esencia como un colectivo apartidista.

“Al no tener afinidad con partido político alguno no queremos banderas partidistas dentro de nuestro espacio y no somos una plataforma política para nadie”, resalta Chávez, quien habló con BBC Mundo en el patio de la sede de la ONG Acción Ecológica, al norte de Quito, el mismo que ha servido de sitio base para las reuniones del colectivo.

Largo camino hacia una consulta

En este marco, la entrega de 756.291 firmas al Consejo Nacional Electoral si bien es un hecho “histórico”, como lo calificó Patricia Carrión, otra de las jóvenes voceras de Yasunidos, todavía hay un largo camino por recorrer hasta que se concrete una convocatoria oficial a consulta popular sobre la extracción de crudo en el Parque Yasuní.

Marcha de Yasunidos en Quito.

Antes de una posible convocatoria de consulta se requerirá la verificación de las firmas presentadas por “Yasunidos”.

Antes de una convocatoria a consulta para que los ecuatorianos decidan si aprueban o no la extracción de crudo de los campos ITT del Yasuní, se requerirá de la verificación de las firmas presentadas por Yasunidos por parte del CNE y de un posterior pronunciamiento de la Corte Constitucional de Ecuador.

Otros dos pedidos de consulta popular, uno contrario y otro a favor de la extracción de crudo en parte del Yasuní, también serían considerados por las autoridades ecuatorianas.

Entre tanto, en la televisión nacional se reproduce publicidad oficial que insiste en que la explotación de “menos del uno por mil” del Yasuní servirá para obtener recursos para luchar contra la pobreza en el país. “El voluntarismo de cuidemos a la naturaleza, pero murámonos de hambre, es una irresponsabilidad”, dijo el mes pasado Rafael Correa.

En cualquier caso, los Yasunidos por lo pronto han logrado que nuevamente se levante el debate en Ecuador sobre la suerte del mega diverso Parque Yasuní, una discusión que aún dará mucho que hablar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Otros temas de interés. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s