Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa dejaron Sarayaku, dice dirigente indígena

El exasambleísta Cléver Jiménez y otras dos personas, condenados a prisión por injurias contra el presidente Rafael Correa, abandonaron la comunidad indígena de Sarayaku donde se habían refugiado, informó este viernes el dirigente indígena Nelson Calapucha.

En diálogo telefónico con la agencia de noticias AP, Calapucha indicó que “ellos salieron la noche del miércoles. No sabemos adónde se han ido, lo único que dijeron es que no querían causar problemas a la comunidad ni cargar con ninguna responsabilidad por algún problema con la comunidad”.

Señaló que la comunidad de Sarayaku, en medio de la selva, les había dicho que “eran libres de pedir perdón al presidente, de regresar a sus casas o de entregarse, por eso se fueron”.

Calapucha, líder de las 11 nacionalidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana, dijo que desconoce el paradero de los tres fugitivos. Agregó que “aunque sepamos no vamos a decir nada”.

Jiménez, exasambleísta de Pachakutik, su asesor Fernando Villavicencio y el exdirigente de los médicos Carlos Figueroa fueron sentenciados a prisión, tras acusar al presidente Correa de crímenes de lesa humanidad, aduciendo que dispuso atacar un hospital para rescatarlo durante la revuelta policial de septiembre del 2010. Además de las penas de prisión, deben pagar $ 145.000 como indemnización al jefe de Estado.

Los tres recibieron el fallo de última instancia a mediados de abril y desde entonces desaparecieron en el sur del país. Hace poco se supo que los había acogido la comunidad de Sarayaku, que desde fines de la década de 1990 ha impedido la exploración y explotación de petróleo en sus tierras, incluso mediante acciones violentas.

El presidente de Sarayaku, José Gualinga, dijo en un video subido a YouTubeque los tres condenados “ya no están dentro del asentamiento comunitario desde cuando supimos la supuesta incursión de la fuerza pública”.

Fuente: El universo

Gualinga expresó que la decisión de proteger a los tres fugitivos en su comunidad “se trata del sentido estrictamente humanitario, para garantizar la vida, el derecho humano del señor asambleísta Cléver Jiménez y de los dos compañeros que lo acompañan”.

Correa había acusado a los indígenas de no respetar el Estado de derecho y de crear un Estado dentro de otro Estado por acoger a los tres fugitivos.

“En ningún momento Sarayaku ha violentado el Estado de derecho”, sostuvo Gualinga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de interés. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s